cambio-proximo
¿Cómo cambiar un Administrador de Fincas en Madrid?
18 julio, 2015
fire-extinguisher-1528586
Instalación de Extintores en las Comunidades de Vecinos
1 diciembre, 2015
Mostrar todo

Ruidos en mi comunidad de vecinos. Cómo gestionarlo

loudspeaker-309554_1280

Los ruidos ocasionados por los vecinos de las comunidades pueden convertirse en un verdadero quebradero de cabeza.

Como administradores de fincas, la gestión de los ruidos es uno de los temas que con frecuencia atendemos en las conversaciones con nuestros clientes. Hemos recibido consultas en todo el área de trabajo de Fincares; en el caso concreto del área de Madrid, que es nuestro principal ámbito de actuación, no observamos un patrón en función del barrio, tipo de comunidad o tamaño de la misma.

Si bien en Ley de Propiedad Horizontal no se detalle el caso concreto del ruido, se hace referencia a ello de la siguiente manera (en el artículo 7.2):

“Al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.”

Y presenta además el primer procedimiento a desarrollar: “El presidente de la comunidad, a iniciativa propia o de cualquiera de los propietarios u ocupantes, requerirá a quien realice las actividades prohibidas por este apartado la inmediata cesación de las mismas, bajo apercibimiento de iniciar las acciones judiciales procedentes.”

¿Y qué pasa si persiste (como suele ser habitual)? El mismo artículo continua: “Si el infractor persistiere en su conducta el Presidente, previa autorización de la Junta de propietarios, debidamente convocada al efecto, podrá entablar contra él acción de cesación que, en lo no previsto expresamente por este artículo, se sustanciará a través del juicio ordinario.

Presentada la demanda, acompañada de la acreditación del requerimiento fehaciente al infractor y de la certificación del acuerdo adoptado por la Junta de propietarios, el Juez podrá acordar con carácter cautelar la cesación inmediata de la actividad prohibida, bajo apercibimiento de incurrir en delito de desobediencia. Podrá adoptar, asimismo, cuantas medidas cautelares fueran precisas para asegurar la efectividad de la orden de cesación. La demanda habrá de dirigirse contra el propietario y, en su caso, contra el ocupante de la vivienda o local. “

De forma que, a modo de resumen, se debe hacer lo siguiente:

1. Comunicarlo al Presidente o Administrador

2. Este contactará con el vecino para instarle al cese de la actividad perjudicial

3. Si persiste, convocar Junta Extraordinaria para aprobar el inicio de acciones legales contra el vecino (propietario u ocupante de la vivienda). (En el caso de que sea inquilino, la Ley de Arrendamientos Urbanos faculta al arrendador para rescindir el contrato por actividades molestas y nocivas).

Adicionalmente, en la práctica es aconsejable que el vecino o vecinos afectados por las molestias de ruido notifiquen a la policía cada vez que se produzcan los incidentes para levantar atestado y recopilar pruebas como paso previo al juicio, además del efecto disuasorio que la presencia de la policía suele ocasionar.

Le animamos a contactar con nosotros que como administradores de fincas colegiados estaremos encantados de ayudarle a resolver cualquier cuestión en este ámbito.

FacebookTwitterGoogle+PinterestWhatsAppLinkedInEmailCompartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>